Documento sin título

La enseñanza de la ética en enfermería

Lucía Restrepo Arzayús*

*Profesora Asociada, Facultad de Enfermería. Máster en Salud Mental y Psiquiatría.


RESUMEN

El fin de la educación es la búsqueda de la realización del ser humano, pues la tarea educativa consiste en orientar al estudiante para que asuma el propio sentido de la vida. Para conseguir una personalidad ética es necesario abordar contenidos propios, que permitan el desarrollo de una conciencia moral y autónoma.

La ética profesional se ocupa de las obligaciones que surgen del ejercicio de cualquier profesión. La ética da criterios generales, pero además contempla dilemas propios, específicos, que requieren una formación particular. La enseñanza de la ética en enfermería se ha hecho más práctica y mejor orientada, para corresponder a los grandes cambios que se han generado en la atención de salud. Varios estudios han revelado la necesidad de enseñar contenidos específicos de la ética en enfermería, que se diferencien de los contenidos de la ética en otras profesiones.

PALABRAS CLAVE

Educación, ética, enfermería.


ABSTRACT

The purpose of teaching is the realization of the human being, because the objective of education is to guide the student to assume its own meaning of life. To reach an ethical personality it is necessary to obtain proper contents, for the development of a moral and autonomous conscience.

The professional ethic studies the obligations of any profession. Ethic gives general criteria considering proper and specific dilemmas, which needs a particular formation. Teaching ethics in nursing has been much more practical and better oriented to correspond to the great changes generated by health care. Several studies have revealed the need to teach specific contents of ethics in nursing, different from the contents of other professions.

KEY WORDS

Education, ethics, nursery.


El fin último de la educación, como de toda actividad humana éticamente válida, es la búsqueda de la realización del ser humano (Galdona, 2000).

Si se asume el hecho de que la educación no es el mero aprendizaje de contenidos teóricos y de ciertas habilidades manuales, sino que abarca el desarrollo de toda la persona, se debe entender que el objetivo esencial del proceso educativo es la conformación de una “personalidad ética”. De este modo, la persona asume como tarea esencial de la propia vida el desarrollarse plenamente como ser humano. Por esta razón, la tarea educativa se debe orientar a ayudar a cada estudiante a descubrir y asumir el propio sentido de la vida y a desarrollar al máximo todas sus potencialidades de crecimiento en forma armónica y ponderada.

Para conseguir el desarrollo de una personalidad ética integral es importante abordar específicamente contenidos propios, apoyados en el desarrollo de una conciencia moral autónoma.

En la construcción de una personalidad ética sólida se deben abarcar tres niveles diferenciados que, al interactuar de modo permanente, conducen a la formación real de la persona. Estos tres niveles se orientan a:

1. El desarrollo de un fuerte “sentido de vida”, lo que implica la capacidad de dar una respuesta autónoma a la pregunta fundamental de la vida.

2. El desarrollo de un “proyecto de vida” concreto y realizable. Esto implica un intento consciente y deliberado de alcanzar coherencia personal entre los propios ideales y la escala de valores.

3. El desarrollo de una “estructura ética personal” capaz de realizar y sostener los contenidos éticos de la propia vida.

Para contribuir a estructurar una personalidad ética se requieren estrategias pedagógicas para compartir con la persona en formación sus expectativas y valores con aquellos que el desempeño de su futuro trabajo espera de ella.

La ética profesional o deontológica se ocupa de las obligaciones que surgen del ejercicio de cualquier profesión, al brindar enfoques teóricos que orientan la toma de decisiones éticas.

Cualquier trabajo profesional se debe regir por una serie de criterios generales comunes a diferentes actividades, pero, además, cada profesión se plantea dilemas propios, específicos, que deben ser resueltos adecuadamente y para lo cual se necesita una formación particular.

Las profesiones relacionadas con la salud de los seres humanos demandan una excelente competencia científica y técnica, pero a la vez una formación ética profunda con criterios seguros que permitan actuar con excelencia moral.

En la actualidad, la práctica de enfermería necesita orientaciones más claras, a medida que las enfermeras amplían su campo de acción.

El objetivo de la enseñanza de la ética en enfermería es formar una enfermera moralmente responsable, dotada de capacidad para tomar decisiones éticas en el desempeño de su trabajo.

Según Sara Fry, para lograr este objetivo, los estudiantes deben aprender a integrar sus valores y convicciones personales con el conocimiento de conceptos éticos, enfoques tradicionales y contemporáneos.

A partir de los años setenta, la enseñanza de la ética en enfermería se hizo más urgente, más práctica y con una mejor orientación.

En décadas anteriores, era impartida por sacerdotes o religiosos, u otras personas ajenas a la profesión, quienes exponían algunas generalidades sobre moral, más orientadas a actuar por obediencia que a formar profesionales capaces de tomar decisiones responsables e independientes.

Citando de nuevo a Fry, los grandes cambios que se han generado en la atención de salud, las nuevas tecnologías y el creciente papel de la enfermera han planteado la pregunta de “qué tan bien preparadas están hoy día las enfermeras para tomar decisiones éticas en sus nuevos roles, en la atención de salud”.

Varios estudios han revelado la necesidad de “enseñar contenidos específicos de la ética de enfermería”, y la dificultad de dedicar el tiempo necesario a la enseñanza de la ética, debido al recargo de los planes de estudios, aunque todos reconocen la importancia de incluir tales contenidos en la formación de la enfermera.

A raíz de estos estudios surgieron varios textos, que definen los elementos teóricos básicos en la formación de la enfermera. Aunque no todos están bien orientados, cumplen con la función de guiar a los docentes responsables de las asignaturas propias de la disciplina, en materia de decisiones éticas.

A medida que la enfermería evoluciona como profesión, con un conjunto de conocimientos que le son propios y diferentes a los de otras disciplinas, su práctica se independiza cada vez más del tradicional modelo médico. Esto se deriva también de que los fundamentos filosóficos de la enfermería hoy día difieren de los de la medicina, si se tiene en cuenta que las teorías, especialmente las más recientes, expresan claramente que la enfermería se relaciona con las personas, con la dignidad del ser humano en forma integral, para lo cual es fundamental el concepto de “holismo” tanto en la salud como en las prácticas y en el cuidado.

La enfermería está orientada hacia la persona y no hacia la enfermedad, respeta la autonomía y la individualidad del sujeto de cuidado y se aleja de cualquier noción de paternalismo, porque la relación entre la enfermera y el paciente se lleva a cabo entre personas del mismo nivel, relación en que se motiva a este para que participe activamente en el proceso de cuidado, no siendo únicamente receptor de las acciones de enfermería, sino coautor del plan de cuidado.

La Facultad de Enfermería de la Universidad de La Sabana ha tomado la ética como uno de los ejes curriculares que dan soporte a su plan de estudios, con el fin de dar respuesta a los principios que orientan el PEI de la Universidad, cuya misión es formar integralmente a sus estudiantes como ciudadanos con una orientación ética que garantice un futuro de Colombia más humano.

BIBLIOGRAFÍA

Fry, Sara T. Teaching Ethics in Nursing Curricula: Traditional and Contemporary Models, Nursing Clinics of North America, June, 1989.

Fry, Sara T. La ética en la práctica de enfermería, CIE, Ginebra, Suiza, 1994.

Garzón Alarcón, Nelly. Ciencia y humanismo en enfermería. Hacia una medicina más humana, Panamericana, Bogotá, 1997.

Garzón Alarcón, Nelly. “Ética en el cuidado de la vida”, en Enfermería - Misión y valores de una profesión, Universidad Panamericana, México, 1998.

Rayon Valpuesta, Esperanza. “La dimensión ética de la persona humana”, en Enfermería - Misión y valores de una profesión, Universidad Panamericana, México, 1998.

Rumbold, Graham. Ética en enfermería, McGraw-Hill, México, 2000.





Indexada enISI Web of Science - SCI Expanded, ScopusSciELOEMCare - ElsevierRedalycPublindex (A1), Lilacs, EBSCO-Fuente Académica, DOAJDialnetCuidenHINARILatindex (catálogo)HELAPERIÓDICA, Ulrich's, Google AcadémicoProQuest - Social Science Journals

Correo electrónico: aquichan@unisabana.edu.co
Canje: canje.biblioteca@unisabana.edu.co